Bomberos 100
Policía 101
Hospital 107

Ferroclub Central Entrerriano

ESTANISLAO DEL CAMPO, FORMOSA
20-09-2020

AQUÍ TOMANDO UN TERRENO FERROVIARIO. Veredas y canchas en la vía

1 de 4
(Villa Elisa al Dia) Estanislao del Campo, vereda sobre las vías

AQUÍ TOMANDO UN TERRENO FERROVIARIO. Veredas y canchas en la vía
A la misma estación a la que un día bajo un prócer argentino no reconocido totalmente, hoy la ignorancia de la dirigencia política está destruyendo, por la soberbia del sin saber, la falta de educación para preguntar, que si se lo propusiera, podría construir pensando que un día, puede volverá el tren, y otro Maradona llegara para quedarse.


Esteban Laureano Maradona, un medico que tenia su futuro acomodado, prospero y allanado, se bajo de un tren y se quedo para siempre en ese pueblo, cambiando el progreso personal por la atención de aborígenes del lugar.
Cuando hoy se mide la labor filantrópica del otro Maradona, que vivió en la más absoluta pobreza, por decisión de patriotismo puro, y se compara con la brutalidad de la clase política que gobierna Estanislao del Campo, (ex Guaycurri), Formosa, se llega a la deducción, que estamos mucho peor que en 1935.
Ese fue el año que Doctor Maradona, bajo del tren que lo traía de regreso de la guerra en Paraguay ( guerra del Chaco (1932-1935), sostenida por Paraguay y Bolivia, y Maradona decidió anotarse como médico camillero prestando auxilio a los soldados de ambos bandos, pues, según sus palabras, «el dolor no tiene fronteras» ) En 1935, en Formosa había patriotas.

Esteban Laureano Maradona, fue mucho menos conocido que Diego, el fabuloso futbolista. Estanislao del Campo, debe su fama a la presencia y permanencia de este médico, que permaneció 50 años, gracias a que los trenes pasaban por allí, dándole vida a este pueblo que hoy tiene más de 5 mil habitantes con población forestal y productiva en el rubro carpinterías y fabricación de muebles de algarrobo, asentada sobre las vías del Ferrocarril General Belgrano, en el ramal C 25 de Salta a Formosa.

Aquí, no levantaron las vías para hacer un estadio, como si lo hizo, la Municipalidad de San José (Entre Ríos). Solo se les ocurrió imaginar que los rieles paralelos y sin trenes desde 1993, eran la regla perfecta para una vereda para alardear de una obra realizada, sin planos, esfuerzo, ni horizonte.

Además, postes de luz pegados a ella, para iluminar y de paso arruinar todo el trabajo si mañana vuelve el tren. Genera impresión repulsiva, cuando se gastan recursos a tontas y a locas, sin reparar en la funcionalidad, la practicidad, la utilidad, y mucho menos la estética. Será que en San José (Entre Ríos), ni en Ibarreta y Estanislao del Campo, existe algún político talentoso que les enseñe que lo que no se usa no se debe destruir porque no es de ellos? O que en todo caso, alguien con mesura y un mínimo de conocimiento de física les indique, que los rieles deben estar limpios en su borde interior, para que el aro de la rueda, guie al tren y no se salga de la via? U otro que repare en decirle que las luminarias deben colocarse a una distancia del riel considerable, para no ser destruidas ?.

Pobre país, cuando no es solo la inflación que no para su marcha de hace tantos años, lo va descarrilando, si no el empeño de tantos dirigentes políticos del interior que tuvo la suerte de contar con ferrocarril, de no solo no pedir por la vuelta del tren, también, la de no cuidar y cuando te descuidas, destruir los bienes ferroviarios, para hacer una vereda o una cancha.

Cuanta capacidad deductiva y cuanto patriotismo le falta a la Argentina, para que aparezcan dirigentes que no conduzcan a la gente a tomar terrenos ajenos o del ferrocarril. Que estudien y analicen, como era el país cuando había servicios de pasajeros en el interior y los obreros migraban en tren hacia el destino que el trabajo los requería.

El camino a la mediocridad no lo marco La Porteña, ni La Solis, el ferrocarril era la vía hacia la excelencia. Su desaparición del interior potencio a los mediocres y silenció a los fiscales, porque solo la prensa; en Formosa, Crónica Ferroviaria y en Entre Ríos, Villa Elisa al día, los que si difundieron los estragos.

El ferrocarril, y los barcos (véase Paraguay) es la única herramienta básica y lógica que posee Argentina. La no utilización de ambos medios, nos muestra estadísticamente, que desde 1993, cuando llego el “Ferrocidio”, el país va camino al precipicio.
Fotos: Cronica Ferroviaria
Rafael Pirolla. 20/09/2020
rpirolla@yahoo.com.ar

Bookmark and Share

Villa Elisa al Día | 2006-2020 | radiocentenariofm@yahoo.com.ar | 03447-480472 / 03447-15454217